Un nuevo informe del BID advierte sobre la pérdida de mercados para los productos exportados por la región.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó un informe sobre la evolución del comercio exterior de Argentina y Latinoamérica.

Si bien en el caso de los servicios la recuperación está siendo más rápida, el organismo planteó que debe haber un giro radical en las políticas para revertir el rezago competitivo.

Las conclusiones del trabajo permiten ponerle un marco estructural más amplio a la sabida pérdida de competitividad del destino en los últimos años.

De acuerdo al BID, desde la crisis financiera global de 2009 nuestro país perdió el

21% de su cuota del mercado global. Entre 2010 y 2015, Argentina experimentó una caída de las exportaciones del 17,8%, donde la principal causa fue la pérdida de competitividad (-26,4 p.p.) en el mercado intrarregional.

Pero Argentina está lejos de ser una isla. El “archipiélago” latinoamericano sufrió en el mismo período una considerable pérdida de cuota del mercado global, fundamentalmente debido a una menor competitividad. La participación se redujo del 6,16% al 6,07%, lo que representa una pérdida de US$ 14.300 millones para la región.

México es el único país que logró aumentar marcadamente su cuota de mercado.

Las exportaciones aztecas crecieron 30,4% hasta alcanzar cerca del 40% del total de las exportaciones de la región. “Es evidente la dualidad entre México y el resto de la región”, subrayó el organismo con sede en Washington.

Servicios y Viajes resisten

Pese a ese panorama, las ventas externas de servicios (entre las cuales se destacan los viajes) mostraron una mayor resiliencia que el comercio de bienes. En 2016 las exportaciones de servicios de la región crecieron un 1,9% y en los primeros tres meses de 2017 los flujos de servicios habrían registrado una notable expansión del 9,7% interanual.

De todos modos, el desempeño agregado del bloque fue muy dispar: mientras que en México crecieron un 7,1% en 2016; en Sudamérica continuaron en una trayectoria descendente (–1,3%). En los primeros meses esa situación tiende a emparejarse.

Tanto un año como el otro, el mejor desempeño de servicios respecto a bienes se explica principalmente por el crecimiento del rubro de Viajes.

“Los indicadores más recientes apuntan a un enfriamiento de la dinámica exportadora regional en el corto plazo y plantean interrogantes sobre la sostenibilidad de la recuperación”, planteó el BID, que hizo la salvedad de que en materia de servicios las perspectivas son mejores.

“Más allá de la recuperación, la región enfrenta un escenario comercial sustancialmente menos propicio que el que prevaleció antes de la crisis.

Se requiere un giro radical en las políticas de inserción internacional para revertir el rezago competitivo, recuperar cuota del mercado global y aprovechar las oportunidades de las tecnologías disruptivas como el e-commerce”, señaló Paolo Giordano, economista principal del Sector de Integración y Comercio del BID y coordinador del informe.

Fuente: Ladevi

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.