El gobierno de Suárez buscará atraer nuevos capitales específicamente para el sector de hidrocarburos y energías renovables, entre otros.

 

Con un probable 2020 con serias complicaciones en la macroeconomía, el nuevo equipo de Suárez pondrá en marcha algunos cambios con el fin de captar “dinero” para la provincia. Es que con el desempleo en alza, se necesita dar un  “golpe de timón” a la economía local, y ello implicará buscar inversiones principalmente en el sector enérgetico.

Con ese planteo general, se rediseñará el nuevo ProMendoza.

“Vamos a buscar a un equipo de especialistas para redefinir a Pro Mendoza para los próximos 10 años. Estos son especiliasticas del sector privado, que nunca han estado en la función pública pero que sienten la carga de no haber colaborado con su país o provincia y yo los conozco”, dijo Enrique Vaquié, ministro de Economía del gabinete del electo gobernador Rodolfo Suárez.

Para Vaquié muchos de estos especialistas, hasta podrían trabajar ad honorem, para generar un esquema que permita traccionar nuevos capitales a la provincia.

Atraer inversiones para hidrocarburos, energías renovables e hidroeléctricas es el rol fundamental que se busca para la organismo.

Es que sopensando las características económicas de Mendoza y mirando el contexto internacional y nacional, conquistar a empresarios dispuestos a generar empleo genuino en la provincia parace  el único camino para paliar la crisis.

“Dentro de la discusión de la ampliación de la matriz productiva ha quedado claro que uno de los sectores que necesitamos promover y tener una visión más amplia y estratégica es el sector energético. Desde ese punto de vista hay que trabajar para atraer nuevos inversores mostrándole al mundo las potencialidades de Mendoza”, explicó el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú, quien es una de las piezas claves en el armado del nuevo ministerio.

“La experiencia, el conocimiento de los mercados y la red de contactos de este organismo público-privado lo convierte en un actor importante para que en su cartera de trabajo acentúe la promoción de estos sectores, que es algo que ha venido haciendo y que tiene una gran potencialidad de incrementarlo”, agregó el funcionario.

De conseguirse el aval legislativo para cambiar la Ley 7.722 y con ello lograr desarrollar minería metalmelífera en la provincia, se espera que Pro Mendoza tenga su peso específico para poder “vender” los minerales y generar así un desarrollo similar al de San Juan

 

Financiamiento, la clave

En el tema de energías renovables, si bien la provincia ha podido avanzar, lo cierto es que tras primera crisis  de 2018, lograr apalancamiento financiero para los privados ha sido complejo. Desde la gestión de Suárez creen que Emesa va a seguir siendo el corazón de los proyectos de energía del sector público.

Vaquié lo sabe y señaló: “hay muchos proyectos de energía renovable que venían financiados de Nación. Los privados están complicados para conseguir financiamiento. Vamos a colaborar en todo lo que podamos colaborar para conseguirlo” y agrega: “hay que hacer proyectos nuevos, El Baqueano, por ejemplo, más todas las centrales medias que se pueden hacer en el Valle de Uco y el Río Mendoza. Centrales más chicas, de montos menores. Vamos a ir armando los proyectos y ver hacia dónde va el país”.

Cabe recordar que el sector energético argentino recibió en los últimos cuatro años anuncios de inversión por US$ 77.000 millones, y ofrece oportunidades al 2030 por al menos otros US$ 160.000 millones en distintos proyectos para el desarrollo de la producción y transporte de hidrocarburos, las energías renovables y proyectos de exportación de gas natural licuado.

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Exterior de la Nación identificó que desde diciembre de 2015 a la fecha, el sector se mantiene como el de mayor crecimiento en anuncios de inversión en el país con un total de US$ 77.000 millones, es decir, casi el 52% de las inversiones totales previstas en todos los sectores por US$ 147.000 millones.

Esos montos millonarios de inversión responden a 131 proyectos en distintas etapas de desarrollo de 46 empresas del sector energético de todo el mundo.

 

Fuente: Diario Los Andes
18/12/2019

Artículos Relacionados