Propuestas Enogastronómicas

Propuestas Enogastronómicas

A solo unos minutos de la Ciudad de Mendoza, la tierra del Malbec ofrece varias alternativas para disfrutar de gastronomía y vinos.

La oferta enoturística de Mendoza parece inagotable. Locales y turistas contamos con decenas de opciones para recorrer y disfrutar de increíbles paisajes, buena gastronomía y, por supuesto, los mejores vinos. En esta ocasión, te traemos algunas alternativas para conocer y deleitarse a tan solo unos minutos de la Ciudad de Mendoza, más precisamente en el departamento de Luján de Cuyo.

La tierra del Malbec tiene opciones como Bodega Renacer, que con sus amplios jardines y su construcción al mejor estilo italiano se presenta como una gran propuesta para despedir o comenzar el año. Las opciones son bien variadas: se puede almorzar un menú de dos pasos preparado por la chef Celmira Escudero a $3.100 por persona, de tres pasos a $3.700, de cinco a $5.800 y el menú infantil a $1.500.

En caso de hacer una visita y degustación en la bodega, los visitantes también pueden elegir un menú ligero para comer en la galería, el deck o la terraza, con platos que arrancan desde los $390, el mismo precio que una copa de vino. La otra alternativa es la de un picnic en los jardines, solo disponible los sábados y domingos, que tiene un costo de $2.100. Si la idea es salir en grupos -de 6 a 20 personas-, está disponible el callejón de fuegos a $4.400 por persona.

Por calle Guardia Vieja encontramos uno de los establecimientos más antiguos de la zona, pero con una cocina completamente renovada: Nieto Senetiner. La propuesta consiste en un menú de dos y tres pasos que varían su precio dependiendo del maridaje. En la primera alternativa, almorzar con los vinos de Nieto Senetiner cuesta $3.300 por persona, con Don Nicanor vale $3.900 y con Cadus el costo es de $4.700. Para los tres pasos (entrada, principal y postre) los precios son $4.400, $5.000 y $5.800, dependiendo los vinos que se elijan.

Cada comensal puede optar por una entrada como langostinos a la parrilla, mollejas asadas o tomates en conserva con burrata. En los principales la recomendación es la paleta de cordero en dos cocciones, un plato que demanda hasta tres días de preparación. Pero también se puede elegir el filete de novillo con humita y vegetales asados, la pasta rellena con calabaza o la pesca del día. En el postre, el favorito de todos es el volcán de dulce de leche, merengue de sal y frutillas, pero además están la natilla de vainilla con crocante de almendras y salsa toffee y la galleta de chocolate con mousse de chocolate y duraznos quemados.

 

Otras bodegas para ir en Luján de Cuyo

En el caso de Penedo Borges, en Alto Agrelo, los mendocinos tienen una atención especial. Es que, sea cual sea su elección, pagando con contado o tarjeta de débito obtienen un precio promocional. Las opciones para elegir son el menú de degustación de seis pasos, que con el maridaje de los vinos de la casa cuesta $4.200 ($3.900 para mendocinos) o $3.700 sin maridaje ($3.400 para los locales).

Otra de las opciones es el menú de tres pasos a la carta, donde los comensales pueden elegir entre varias opciones, entre ellas algunas vegetarianas y veganas. Aquí los precios se repiten: con el maridaje de los vinos de la casa cuesta $4.200 ($3.900 para mendocinos) o $3.700 sin maridaje ($3.400 para los locales). En tanto, el menú kids tiene un valor de $750.

Además de la visita degustación que se puede hacer por el establecimiento, la otra alternativa es el picnic en los jardines que con dos empanadas, sándwich, postre y una botella de vino cada dos personas tiene un costo de $2.600 por cada uno ($2.400 para mendocinos).

En la zona de Vistalba una de las alternativas es Ramos Generales, el restaurante de Francis Mallmann que se sitúa en Kaiken. Allí, con su tradicional cocina de fuegos, el reconocido chef ofrece un menú de verano de tres pasos a un costo de $6.500 por persona. En la entrada encontramos provoleta a la plancha. En el principal encontramos el ojo de bife con chimichurri y verduras. En tanto, el postre es ananá a la parrilla, frutos rojos y helado. Todos los pasos son servidos con los vinos de la bodega de capitales chilenos y el principal con Kaiken Disobedience, el que elaboran en conjunto y presentaron hace algunas semanas.

 

Fuente: Guarda 14, Los Andes, por Sol Devia (diciembre 2021)