Turismo gourmet, trekking, historia: San Rafael ofrece un sinfín de lugares que dejan sin aliento a quien los visita.

 

Turismo de aventura en cerros, embalses y ríos, apacibles paseos por viñedos, catas en bodegas, gastronomía, paisajes notables y el imperdible Cañón del Atuel… este es el mensaje de San Rafael para estas vacaciones.

Entre las excursiones más interesantes, está la visita a Villa 25 de Mayo y el embalse Los Reyunos, a unos 20 kilómetros de la ciudad, que combina historia, cultura y turismo de aventura. En la pintoresca villa se puede visitar el fuerte San Rafael del Diamante, Monumento Histórico Nacional construido por los españoles en 1803 y protagonista de buena parte de la historia posterior a la colonia.

 

El embalse Los Reyunos, que contiene al río Diamante, ofrece un singular paisaje de las curiosas formas de las cimas de cerros que emergen de sus quietas aguas azules y gran variedad de turismo aventura. 

 

Allí se puede pasear en lancha, remar, practicar rappel, tirolesa y atravesar buena parte del lago colgado de un cable en un extenso tiro bungee. Quienes buscan relax y experiencias «bon vivant» pueden pasear entre viñedos y olivares, degustar en las bodegas vinos considerados entre los mejores del mundo, con premios Oro internacionales, y comer platos tradicionales o gourmet en los restaurantes boutiques donde podrán deleitarse con la carne a la masa.

 

Hay que reservar una jornada para recorrer Cañón del Atuel, una profunda grieta de unos 65 kilómetros por la que corre el río, con un paisaje cambiante desde el dique El Nihuil hasta Valle Grande, en el que el camino desciende 500 metros. Se pasa de un suelo yermo y desértico, donde el río es sólo un hilo de agua entre paredones de más de 100 metros de alto, al Valle Grande, donde corre espumoso y transparente entre una vegetación fresca y abundante. 

 

En la primera parte se ven multicolores y numerosas geoformas, cada una con su nombre, y en el último tramo el río corre con fuerza suficiente para invitar a la práctica de rafting, en una zona con paradores, empresas de turismo aventura, alojamiento y servicios gastronómicos variados.

Otra excursión de jornada completa, aunque afuera de los límites de este departamento, lleva a Las Leñas, en su vecino y más sureño Malargüe. Se trata de una visita a la Cordillera de los Andes, que pasa por las Salinas del Diamante, imponentes cerros, la Laguna de la Niña Encantada y los Pozos de las Ánimas.

Algunos paseos recomendables en el casco urbanos son los museos Histórico Militar y Municipal Ferroviario, las plazas San Martín, en pleno centro, Francia y el Parque de los Niños.

 

Aquí hay servicios para todos los públicos desde hoteles boutique hasta grandes y cómodos 4 estrellas con todos los servicios, hoteles familiares, y más económicos de una o dos estrellas, además la oferta incluye cabañas, apart hoteles, hostels y campings.

 

3 lugares increíbles en San Rafael

Pero además, fuera de los circuitos típicos, San Rafael ofrece un sinfín de lugares que dejan sin aliento a quien los visita. Una tierra llena de bellezas naturales y hermosas experiencias para disfrutar.  Hoy queremos contarte 3 lugares increíbles en San Rafael:

 

  1. Cataratas del Atuel. En el distrito El Sosneado existe un atractivo único, pero no tan conocido: las Cataratas del Atuel. Allí se pueden encontrar guías que conocen la zona y realizan excursiones a las cataratas. Se pueden realizar cabalgatas para cubrir los 60 km hasta las ruinas del hotel termal, que se encuentra bien cerca del límite con Chile. Una experiencia única reservada solo para valientes. Las cataratas impresionan porque son las únicas de su tipo en esta parte del país, donde predominan las montañas y los ríos de deshielo.

 

  1. Salinas del Diamante. Ubicadas en el distrito El Nihuil, las Salinas del Diamante son un Área Nacional Protegida de la provincia de Mendoza. Se trata de una enorme mina de sal a cielo abierto, situada a 60 km de la ciudad de San Rafael. Allí se encuentra el Museo de la Sal, que funciona como punto informativo para las personas que quieren visitar las Salinas. Tanto en el ingreso al museo como en las inmediaciones de la salina hay maquinaras que antiguamente se utilizaban para extraer el mineral.

 

  1. Volcán Overo. El volcán Overo está a pasos del distrito El Sosneado, en la naciente del Río Atuel. Ubicado en plena Cordillera de los Andes, se trata de una formación geológica de más de 4600 metros de altura. El Overo es un volcán inactivo y se encuentra, por ese motivo, coronado por glaciares eternos. Es un lugar ideal para realizar andinismo superior.

 

Fuentes: Página 12 y Ser Argentino