La devaluación de la moneda chilena y la crisis que vive el país vecino, equiparan el valor de los alquileres.

 

El aumento de los alquileres temporarios en nuestro país oscila el 45% con respecto al verano anterior y aunque los propietarios ajustaron por debajo de la inflación (aunque hay casos que la superan), igualmente quienes deseen veranear en la costa argentina tendrán que tener en cuenta un presupuesto superior.

Y si la comparación se da con otros países, este año, producto de la crisis social en Chile bajaron las reservas y los dueños de los apartamentos en La Serena o Reñaca (dos de los destinos favoritos de los mendocinos) prácticamente no han realizado ajustes con respecto al año pasado. Pero la opción de viajar a Chile en vacaciones está condicionada para muchos mendocinos, no tanto a los costos como al hecho de que la crisis social que vive el país vecino sea finalmente superada.

Por otro lado, si el destino elegido fuera Camboriú o Buzios, habrá que considerar costos extra por los traslados aéreos, por lo que una estadía de 7 noches más aéreos podría costar más de $164.800 para una familia de cuatro personas. Quedarse en el país puede costar alrededor de $21.000 por siete días para una familia tipo de cuatro personas solo en alojamiento, o entre $35.000 y $50.000 por una quincena, a lo que habrá que agregarle no menos de $3.000 en combustible.

Este año optar por viajar en el auto costará más caro que la temporada anterior teniendo en cuenta el incremento de 44% que tuvieron los combustibles. El monto total a desembolsar dependerá del consumo que tenga el auto, sin embargo, teniendo en cuenta tres de los autos más vendidos (Toyota Etios, Ford Ka y Chevrolet Prisma), con un consumo promedio de 8 litros cada 100 kilómetros, se puede calcular un costo estimado.

De esta manera, para recorrer los 399 kilómetros que se necesitan para llegar por la ruta que atraviesa el paso internacional Cristo Redentor habrá que considerar aproximadamente $1.629. Para la vuelta, habrá que tener en cuenta el precio del combustible en Chile (aproximadamente $861 chilenos o $49,35 argentinos), por lo que la cuenta será un poco menor: $1.575,18. Para visitar La Serena habrá que considerar 705 kilómetros, es decir $3.668,50 para llegar a destino y $3.546,88 para volver.

Para viajar a Mar del Plata el consumo disminuye (con respecto a la ruta de montaña), pero igual se puede establecer un promedio de 7 litros cada 100 km, y para los 1.355 kilómetros que habrá que recorrer por Ruta Nacional 226 se necesitarán 94,85 litros de nafta, es decir $ $4.841,14 por tramo.

 

Alquileres

Por la quincena completa, un departamento por 15 días en Mar del Plata cuesta alrededor de $35.000 para cuatro personas y en Villa Gesel se puede optar por opciones cercanas a los $45.000. En tanto que en Camboriú, cuatro adultos que pretendan alquilar un departamento cercano a la playa deberán considerar al menos $50.000.

En La Serena un departamento para cuatro personas cercano a la playa ronda los $45.000 y en Viña del Mar o Reñaca se consiguen por $34.500, en ambos casos por 14 noches. Hace un año, un relevamiento de Los Andes sobre alquileres de los mismos destinos mostró números muy similares, es que el turismo en el vecino país no está pasando por un buen momento (los hoteles registraron un 70% de cancelaciones o reprogramaciones de eventos) y los propietarios sostienen precios para atraer turistas.

Según explicaron desde el portal web dedicado a generar contacto directo entre turistas y dueños de alojamientos temporarios, Alquiler Argentina, la mayoría de los turistas está consultando por estadías de siete noches, y las familias prefieren cabañas o departamentos por encima de otros alojamientos, y los destinos dentro del país se ven favorecidos.

“Una familia promedio en Argentina mira de cerca el valor del dólar. El alojamiento en el exterior se mide en esta divisa y mientras más aumenta, más competitivo se vuelven los destinos argentinos. Por eso esperamos una buena temporada”, resalta Judith Gomez Pereyra, coordinadora de Marketing del sitio web que encuestó a más de 20.000 personas esta temporada. Los destinos más elegidos son Villa Carlos Paz, Mar del Plata, Las Grutas, Bariloche, Monte Hermoso y Villa de Merlo.

Si bien la situación económica afectó en la toma de decisiones (el 31% de los encuestados afirman que tuvieron que cambiar de destino o acortar la cantidad de días), es que los argentinos tienen pensado vacacionar 7 días (50% de los viajeros) con un presupuesto menor a $50.000.

 

Traslado en colectivo o  en avión

Según explicaron desde el departamento de Marketing de la empresa de transporte Andesmar, hasta el 30 de noviembre está disponible la promoción “anticipate y ahorrá” por la que todos los destinos nacionales cuentan con descuentos del 20% para compras en boleterías y agencias y del 30% para viajar a Necochea, Miramar, Mar del Plata, Monte Hermoso, Río Gallegos, Comodoro Rivadavia y Las Grutas.

Además, es posible viajar a Santiago de Chile por $1.250 con una financiación de hasta 6 cuotas sin interés. Y según señalaron, los mendocinos están comprando viajes al país vecino con la misma frecuencia que en años anteriores. Viajar a Córdoba cuesta $699, al igual que a Buenos Aires. El traslado hacia Bariloche o Iguazú, $999, y a Salta $899.  Viajar a Mar del Plata, volando por Aerolineas Argentinas puede costar $16.333 (ida y vuelta por persona). Para viajar a La Serena habrá que presupuestar al menos $18.400 por persona, y pptar por Camboriú o Buzios significará al menos $62.300 extras.

 

Fuente: Diario Los Andes
30/11/2019

Artículos Relacionados