Tours de Bodega en Mendoza

Tours de Bodega en Mendoza

Parece que los tours de bodegas en Mendoza son caros e inaccesibles. En esta entrada te muestro cómo organizar el paseo de acuerdo a tu presupuesto y al tiempo que tengas disponible en tus vacaciones. Yo pude hacerlo con poco dinero y por mi cuenta y acá te dejo mi experiencia.

Tours de Bodegas en Mendoza

Hay un famoso dicho mendocino que reza: «si vino a Mendoza y no toma vino ¿a qué vino?». Es que venir a la capital internacional del vino y no degustar un Malbec o pasar por alto la visita a alguna bodega se considera casi un pecado.

Si bien es cierto que hay otros destinos vitivinícolas en Argentina, en esta provincia los turistas tenemos la posibilidad de deleitarnos con los sabores y fragancias de cada cepa. También es una excelente oportunidad para aprender acerca de la cosecha y posterior producción de esta bebida que seduce a todos por igual.

Los tours de vino ya son un clásico en Mendoza y muchas las agencias los ofrecen.

Si no queres tomar una excursión, podes hacer el recorrido por tu cuenta a bordo del bus vitivinícola, en tren, en bicicleta o en un auto de alquiler o propio.

Tours de Bodegas en Mendoza en tiempos de Coronavirus

Importante: si estás cansado de escuchar sobre el Coronavirus, podés saltearte este párrafo y continuar con el siguiente. Si en cambio te interesa saber qué es lo que ocurre con el turismo del vino en esta provincia, adelante. En estas breves líneas te cuento cómo es el protocolo sanitario que deben aplicar las bodegas.

Algunas medidas adoptadas en la práctica del Turismo del Vino son:

Garantizar el lavado de manos en todo momento para el personal de las bodegas.

Evitar agrupamientos, procurando que los grupos no superen las cinco personas y entre ellas respetar la distancia mínima de dos metros.

En lo posible definir y ejecutar tareas por medios electrónicos y celulares.

Asegurar en todo ámbito de trabajo condiciones de limpieza, desinfección y ventilación del lugar.

Cómo organizar un tour de bodegas en Mendoza

Ahora sí, comparto con vos algunas de las opciones para que de acuerdo a tus tiempos, gustos y presupuesto, puedas seleccionar la que creas más conveniente.

Solo tenés que recordar que la mayoría de las bodegas se encuentran cerradas los domingos, por ende si vas a visitarlas por tu cuenta planificá tu paseo entre los días lunes y sábado. También te sugiero leer acerca de las tarifas, ya que muchas cobran por la visita y las degustaciones.

 

Con una Agencia de Viajes

Si no querés caminar o pedalear o te gusta que otro organice todo podés contratar un tour con cualquier agencia de viajes (desde ARS 1200).

Este paseo suele incluir recogida en tu hotel, paradas en 2 o 3 bodegas y en algunos casos visitas a fábricas de aceite o licorerías. Lo interesante de este recorrido son los paseos guiados, ya que se puede aprender sobre el sistema de riego y la vitivinicultura mendocina en general.

¿Cómo es el paseo?

Si alguna vez leíste como era el proceso de elaboración del vino, vas a disfrutar mucho de esta visita.

Es muy interesante ver las máquinas en las que se depositan los racimos y después apreciar las diferentes piletas que albergan durante meses los vinos para lograr el punto exacto de fermentación.

Al final se accede a las cavas, sitio en el que la bebida se estaciona y mezcla con la madera y el oxígeno para explotar así toda la gama de aromas que posee el vino.

Al final de la guiada, se degustan algunas de las variedades que cada bodega produce.

 

En Bicicleta

Si elegís esta opción podés alquilar la bicicleta y armar tu propio recorrido. Casi todos los folletos que te dan en las oficinas de turismo incluyen itinerarios por bodegas. Otra opción es contratar la excursión con alguna agencia especialista en este tipo de salidas.

Muchas de ellas organizan paseos en bicicleta en Luján de Cuyo o Maipú, las cuales incluyen paradas en las bodegas más importantes, degustaciones y en algunos casos el almuerzo.

Y como si esto fuera poco: en Luján de Cuyo hay más de treinta bodegas que producen vinos de la más alta calidad, para el mercado local e internacional.

 

En Metrotranvía

Se trata de un medio de transporte usado tanto por locales como por turistas. El metro tranvía conecta a la Ciudad de Mendoza con los departamentos de Godoy Cruz y Maipú en tan solo 30 minutos y se abona con la Red Bus.

Lo bueno de este sistema es que te permite subir a bordo y emprender una travesía turística hasta la zona donde se encuentran muchas de las bodegas tradicionales como “Bodegas y Viñedos López” (tenés que bajarte en Estación Gutiérrez), que es una de las más importantes y conocidas.

 

En Bus Vitivinícola

Es una de las opciones más completas, pero también de las más caras. El bus vitivinícola cuenta con nueve salidas semanales de lunes a domingos, partiendo desde los principales hoteles de la ciudad de Mendoza.

Propone un recorrido con horarios establecidos para visitar las bodegas y trabaja con el sistema de traslados Hop On & Hop Off, es decir que con un mismo ticket el pasajero se puede subir y bajar las veces que quiera durante el día.

En el itinerario se incluyen varias bodegas de Luján de Cuyo, Maipú y el Valle de Uco y el pasajero puede elegir cuáles desea visitar.

Las tarifas del bus vitivinícola en diciembre 2020 son las siguientes:

Olivos de Maipú: 1400 ARS

El Río: 1400 ARS

Luján Sur: 1400 ARS

Valle de Uco Sur: 1800 ARS

Maipú: 1400 ARS

El Sol: 1400 ARS

Importante: Acorde a los tiempos que corren, este servicio ha implementado numerosas medidas sanitarias para garantizar la seguridad de sus empleados y pasajeros. Algunas de ellas son: práctica del distanciamiento social preventivo, provisión de alcohol en gel y uso obligatorio de barbijos. Además, cada pasajero deberá completar la Declaración Jurada de Salud del Gobierno de Mendoza Protocolo COVID19.

 

Y así llegamos al final. En esta entrada te conté cómo funcionan los tours de bodegas en Mendoza y de qué manera podés organizarlo por tu cuenta

También vimos que no es necesario tener auto o pagar costosas excursiones para llegar hasta las bodegas.

Finalmente: la provincia de Mendoza ofrece muchas opciones, algunas de las cuales son accesibles y no requieren que gastes demasiado. ¡Con toda esta información no tenés excusas para no visitarlas!

 

Fuente: Un Mundo Incontable, por Patricia Baigorria