Les presentamos algunos relatos de aventureros que disfrutaron de los cerros mendocinos, entre arroyos y cascadas.

CASCADA EL SALTO

La cascada y el cerro se encuentran en la localidad de Potrerillos.

Salgo desde Mendoza rumbo a Potrerillos, luego empalmo con la RP 89 y sigo por el desvío al Salto. Al finalizar el asfalto continúo por el camino de tierra hasta una tranquera que marca el ingreso a la Estancia El Salto.

Desde Mendoza hasta el ingreso son aproximadamente 80 Km, dejo la camioneta en un descampado frente a la cervecería artesanal, pago el ingreso y comienzo la caminata por la Quebrada de la Manga.

El sendero está bastante bien marcado; en todo el trayecto voy junto al arroyo y en algunas oportunidades lo tengo que cruzar.

 

Es un lugar muy bello, con mucho verde. Hay vegas y mucha rosa mosqueta. Las aves me acompañan en todo momento, también encuentro vacas y caballos pastando tranquilamente como en las postales.

Luego de 2 horas de caminata veo a lo lejos la cascada, a medida que me aproximo comienzo a escuchar el sonido del agua al caer de tanta altura.

 

Hasta cerca de la base se puede llegar sin inconvenientes, pero para el último tramo hay que escalar por una gran piedra y caminar unos 100 mts con una pendiente importante, pero el esfuerzo vale la pena.

 

Cuando llego veo que la parte inferior de la cascada estaba congelada lo que le dá un aspecto increíble, el GPS marca 2700 msnm.

De la cascada me dirijo hacia la montura tratando de mantener la altura alcanzada, lo que me lleva en 30 minutos hasta la cruz. En esta última parte del camino encontré muchísimos guanacos lo que le añade un toque especial al recorrido.

Desde la Cruz del Portezuelo sigo hacia el cerro Montura de 2.920 mts, que no tiene cruz ni identificación. Luego comienzo el camino de regreso encontrando nieve y más guanacos y en una hora y media, aproximadamente, ya estoy de nuevo en mi camioneta, sin inconvenientes.

Ficha técnica:

Cascada El Salto: 32°55’21,19» S – 69°20’56,39» O

Altura: 2.700 msnm

C° Montura: 32°54’56,62» S – 69°20’35,93» O

Altura: 2.920 msnm

 

 

CASCADA de la CRUZ

Desde Mendoza voy por Ruta Provincial 82 rumbo oeste, al pasar las vías se ingresa a la localidad de Las Compuertas, a unos 500 mts y antes del control policial se abre a la derecha un camino de tierra que va hasta el puesto de la Crucecita, son 6 km en subida, al llegar al puesto se abona un ingreso mínimo y se puede dejar el vehículo a la sombra.

Detrás del puesto hay una cisterna de piedra y hacia la izquierda comienza un sendero que va hasta la base del cerro negro, en ese lugar un sendero hacia la izquierda me lleva hacia la Quebrada de la Cruz. Una vez en la misma continúo hacia el oeste.

En parte el sendero está visible porque pasan muchos animales, en otras partes hay que buscar la mejor opción ya que hay mucha rosa mosqueta. En algunos sectores aparece un arroyo el que hay que cruzar varias veces, también veo algunas vegas.

A unos 2 km de iniciar la caminata por la Quebrada de la Cruz encuentro unos sauces que brindan una sombra tupida, más adelante encuentro la unión de dos quebradas, yo sigo por la de la derecha, a unos 2 km encuentro un grupo de árboles «siempreverdes». Pasando este punto, y a unos 500 mts, hay otra unión de quebradas y yo sigo por la de la izquierda. A unos 300 mts finalmente veo la cascada.

Tiene unos 30 mts de altura y cae bastante agua.

 

En total el recorrido ida y vuelta desde el puesto hasta la cascada son unos 11 km

Se requiere de un estado físico suficiente para caminar esa distancia con una pendiente suave y un poco de orientación.

 

Recomendaciones

Pantalones gruesos (por la rosa mosqueta)

Calzado de trekking

Anteojos (por el sol y las ramas)

Machete para limpiar parte del sendero.

En época estival llevar 1 1/2 l de agua (mínimo).

 

Ficha técnica:

GPS: 32º58’36,85» S  –  69º03’50,94» O

Altura: 1972msnm

 

CASCADA SAN ISIDRO

Partimos temprano hacia la Capilla del Challao, pasamos la misma y salimos hacia el oeste (derecha) por una calle de tierra, que tiene a un costado una pared de contención, que nos lleva al puesto Puerta de la Quebrada, que está en la base del cerro Arco, en donde dejamos la camioneta.

Encaramos hacia el río seco San Isidro, el camino es largo y pesado porque tenemos que caminar entre mucha cantidad de piedra floja. Cuando llegamos a los caños que pasan bajo la ruta de ingreso a la Estancia San Isidro nos entusiasmamos un poco, 20′ más tarde llegamos al costado de la casa, unos guardias nos observaban pero no dijeron nada. Esta estancia pertenece a la familia Vila y se puede tramitar un permiso para ingresar a la misma y así comenzar la caminata desde la casa, lo que reduce la distancia considerablemente. Pero en esta oportunidad quisimos usar el cauce que es público.

Detrás de la casa comienza un sendero al costado del río que facilita mucho la marcha. 45 minutos después vemos a lo lejos la cascada, al acercarnos observamos un arroyo que se pierde entre las rocas.

 

La cascada tiene una caída de unos 20 mts y el agua se abre como un velo, se ve fantástico, es un lugar muy lindo y de mucha tranquilidad. La vegetación es escasa, lo normal en la montaña. 

 

Al costado de la cascada hay un pequeño caracol que lleva al borde del salto de agua, continuamos caminando al costado de un pequeño arroyito. LLegamos hasta una gran piedra que parece necesitar que la sujeten, en ese punto decidimos comer algo y regresar. Llegar al estacionamiento nos toma casi 2 horas, pero lo logramos sin inconvenientes.

 

 

CAJÓN DE MINAS

Lugar de partida: Puesto el Chambón o Puesto La Obligación. Estos puestos se encuentran al oeste a 17 y 19 km respectivamente de la ciudad de Mendoza y a una altura de 1600 msnm.

Hay que circular por la Avenida El Libertador en el Parque Gral. San Martín hacia el oeste hasta la primer entrada al Barrio La Favorita (está considerado zona insegura).

Una cuadra antes de la entrada al autódromo hay que girar a la izquierda por una calle de tierra, a 1 km aprox. hay una división de caminos, hay que seguir por el de la izquierda, el que tiene unos pilares de un antiguo acueducto.

El final del camino está marcado por un portón de hierro que lleva a un emprendimiento vitivinícola. Para ingresar hay que contar con permiso, la opción es dejar el vehículo en el cauce que se encuentra bajando por el camino de la derecha.

Pasando el puesto La Obligación nos encontramos con grandes rocas que interrumpen el camino, hay que hacer una escaladita de unos cuatro metros, un poco más adelante hay una arboleda que fue un antiguo puesto en el cual se encuentra un mausoleo con los restos del propietario de estas tierras Don José Girotti.

A 1 km del mausoleo comenzamos a ver que las paredes en el lecho del río comienzan a acercarse formando un cajón que le da el nombre al lugar y un poco más adelante se encuentra una cascada.

 

Fuente: Conociendo lugares

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.