Atractivos del Centro Cívico de Mendoza

Atractivos del Centro Cívico de Mendoza

Un paseo que reconforta por los hermosos edificios y un entorno realmente bello en el corazón de Mendoza.

Recorrido por el parque que reúne los edificios de gobierno de Mendoza. Es grato entrar a las calles interiores y caminar a través de sombreadas sendas, con las mejores perspectivas. Recomendamos comenzar por Av. Mitre.

Paseo corto, para realizar a pie o en vehículo, en toda época del año.

Este conjunto de arquitectura y paisaje introdujo en Mendoza, a fines de la década del 40, los principios básicos del urbanismo moderno, cuyo objetivo era lograr el ordenamiento por zonas de actividades urbanas (zoning), racionalización de la red vial, incorporación de verde y perspectivas monumentales a escala vehicular.

El centro cívico es un lugar de gran jerarquía, organizado frente a uno de los dos grandes ejes urbanos que parten de la plaza Independencia. Fue proyectado en 1948 por el arquitecto Alberto Belgrano Blanco. Se levantó en terrenos que, desde 1876, pertenecían a la Quinta Agronómica , al sur del área central. De esa época datan los olivares del parque.

La antigua sede de gobierno, ubicada a pocas cuadras de la plaza Mayor, se derrumbó durante el terremoto de 1861 y, la que comenzó a construirse en el centro de la actual plaza Independencia, no logró ser levantada más allá de su basamento.

El centro cívico comprende varios sectores diferenciados. El área más jerarquizada corresponde al gobierno provincial, con sedes de sus poderes ejecutivo y judicial.

Por calle Virgen del Carmen de Cuyo podemos acceder a la Casa de Gobierno y el Palacio de Justicia, ambos separados por espacios verdes y fuentes.

 

Casa de Gobierno

Obra del arquitecto Belgrano Blanco, fue inaugurada en 1951. Es una composición monumental, sobreelevada por una majestuosa escalinata. El cuerpo central, clásico y racionalista, se une a las alas laterales por agradables recovas.

 

Memorial de la Bandera del Ejercito de los Andes

Frente a la explanada de la casa de Gobierno y en una cava subterránea se encuentra el Memorial de la Bandera del Ejercito de los Andes. Consta de tres salas: en la primera se encuentra la Bandera del Ejército de Los Andes, el símbolo máximo de la Gesta Libertadora y primera bandera independiente de Sudamérica.

Es la bandera de guerra más antigua que se conserva en nuestro país. Su historia es conmovedora: fue realizada y donada al ejército por un grupo de damas, conocidas hoy como patricias mendocinas. El bordado del escudo sorprende por su exquisita filigrana y expresividad. El color natural de las manos entrelazadas fue logrado tiñendo sedas rojas en lejía; las guirnaldas de laurel y olivo se realizaron con collarcillos de diminutas perlas irregulares que dieron a las líneas una sutil vibración y los ojos del sol se animaron con pupilas de brillantes.

El 5 de enero de 1817 esta bandera fue bendecida junto con el Bastón de Mando del general San Martín, durante una fastuosa ceremonia en la antigua Iglesia Matriz, cuando la Virgen del Carmen de Cuyo fue consagrada Patrona del Ejército de los Andes. El 18 de enero, el estandarte encabezó la partida de las tropas. Luego flameó junto al cóndor en los Andes, se estremeció en los campos de batalla de Chacabuco y Maipú, y se cubrió de gloria como uno de los mayores símbolos de la libertad americana. La reliquia, atesorada en una vitrina, sólo se retira para espacialísimas ocasiones, como lo han sido la repatriación de los restos del general San Martín en 1880, la inauguración de los monumentos al Libertador en Santa Fe y Mendoza, y el desfile del Centenario en esta ciudad.

La segunda sala alberga dos Banderas Realistas capturadas por el General San Martín en las Batallas de la Independencia y que fueron obsequiadas para al pueblo mendocino.

Finalmente se encuentra un Auditorio, en el que se proyectan videos referidos a la creación de la Bandera del Ejército de Los Andes y la Gesta Sanmartiniana.

En el ingreso al Memorial de la Bandera podemos encontrar una llama votiva, que recuerda la Gesta Libertadora y las hazañas del Gran Capitán, además de una intervención gráfica llevada a cabo por la Secretaría de Cultura sobre la imagen del General San Martín.

La entrada es gratuita de martes a viernes de 9 a 14.

 

Palacio de Justicia

Obra del arquitecto Belgrano Blanco, fue inaugurado en 1966. Es un sobrio volumen clásico con una imponente columnata frontal, ubicado en ángulo con la Casa de Gobierno. Juntos definen un magnífico espacio de acceso.

 

Palacio Municipal

La sede del gobierno capitalino se ubica hacia el este, con acceso por la Av. 9 de Julio. Está rodeada por jardines y una plazoleta y, junto con el Concejo Deliberante, forma un moderno conjunto inaugurado en 1969 (arquitectos Olguín, Maroi y Lacerna).

En su subsuelo hay un microcine y, en la azotea, una terraza mirador, desde donde se aprecian espectaculares vistas panorámicas de la ciudad y la precordillera.

Se accede por un ascensor desde el hall central, solicitando permiso en la guardia del subsuelo. Se puede acceder al mismo de forma gratuita.

En los jardines circundantes hacia el oeste se encuentran sedes de distintas instituciones como el Palacio Policial, la Aduana, el Centro de Congresos y Exposiciones y la famosa Enoteca.

 

Enoteca

Su pintoresco edificio, construido a principios de siglo en piedra, ladrillo y madera, fue bodega experimental de la Quinta Agronómica y funcionó como Escuela de Enología hasta 1942. En 1947 se asignó a la Bodega Giol (entonces del Estado) y, cuatro años más tarde, fue remodelada como enoteca y Museo del Vino. Actualmente funciona como sala de eventos temporarios y complementa al vecino Centro de Congresos y Exposiciones, que está en permanente actividad, por ser Mendoza un importante ámbito para éste tipo de encuentros.

 

Fuente: viajoporargentina.com y viajeros comunes