Días atrás tuvo lugar este encuentro en la ciudad de Córdoba. Se trató de un auténtico hito para la integración turística de Latinoamérica orientado al desarrollo del turismo religioso.

Con participantes de Uruguay, Chile, Bolivia, Brasil, Paraguay y Honduras el Predio Ferial de la ciudad de Córdoba se abrió durante tres días para la realización del XII Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable, “Homenaje al Cura Brochero, primer santo argentino”.

La reunión, tal como ocurrió en 2011, volvió a tener a la provincia mediterránea como anfitriona. De la apertura participó el gobernador Juan Schiaretti, quien manifestó a este medio que no podía dejar de estar presente en tan importante acto, a pesar de que un par de horas antes había estado en Buenos Aires reunido con el presidente Macri.

Con una sala sobrepasada en su capacidad, el primer mandatario provincial manifestó que “para Córdoba el turismo es una política de Estado; hay cientos de pueblos que dependen de esta actividad. Son 145 mil los puestos de trabajo directos generados por ella”.

Asimismo, Schiaretti sostuvo que el Congreso llega a la provincia en un momento “oportuno”. “Estamos transformando a esta ciudad en un hub aéreo con vuelos internacionales, regionales y nacionales, y también estamos celebrando la canonización de quien es una figura emblemática como San Brochero”, dijo.

A pesar de estar anunciados en el programa, estuvieron ausentes dos cordobeses: Oscar Ghezzi, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT); y el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos. El secretario de Turismo de la Nación, Alejandro Lastra, ocupó su lugar, y al comenzar su alocución trasladó los saludos del jefe de Suipacha 1111 sin dar detalles de su ausencia.

Rememoró que en el congreso realizado en 2011, donde ambos eran funcionarios provinciales, se prometió avanzar sobre las rutas jesuíticas y “hoy vemos que ese sueño ya es un hecho”, afirmó. Lo mencionado por Lastra se concretó en la FIT bajo el lema “La Ruta Internacional de los Jesuitas”, que involucra a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y donde están las provincias argentinas de Misiones, Corrientes, Córdoba y Tucumán.

El secretario informó sobre los optimistas números de la actual gestión. “Cada vez más ciudades argentinas están captando el interés de las compañías aéreas extranjeras”, dijo, y agregó: “Tras años de estancamiento, en solo 10 meses hemos revertido esa situación. Hoy los números están cambiando”.

Citó después al presidente Macri cuando en su acto de asunción afirmó que el objetivo de su gobierno era unir a los argentinos, derrotar al narcotráfico y la pobreza cero. “En ese sentido, estoy convencido de que el turismo religioso nos ayudará a unirnos, a derrotar a los mercaderes de la droga y a generar más fuentes de trabajo para alcanzar la pobreza cero”, concluyó.

Por su parte, Julio Bañuelos, presidente de la Agencia Córdoba Turismo, resaltó el rol de la provincia en lo referido a esta rama de la actividad: “Trabajamos mucho para recibir este Congreso. Somos el destino más importante del interior del país en materia de turismo de reuniones, al tiempo que, ponemos en valor nuestro patrimonio histórico-religioso”. También mencionó que la provincia está a la vanguardia de saber convivir en armonía entre todas las religiones. Agregó que “es una gran oportunidad para que todos estos sitios religiosos queden integrados bajo un denominador común –la tarea llevada a cabo por los jesuitas–, y para ello Córdoba, con su conectividad, su posición estratégica, tiene inmejorables posibilidades de seguir proyectándose y desarrollándose en un turismo cada vez más exigente”.

A su turno, el coordinador de Turismo Religioso del Ministerio de Turismo de la Nación, Gustavo Loza, expresó que estaba muy satisfecho por el recibimiento de la provincia a los profesionales y personas ligadas a las diversas temáticas, santuarios, peregrinaciones y devociones populares. “El turismo religioso sirve para desarrollar los pueblos”, sentenció.

EL EVENTO.

Se trata de un hito significativo para la integración turística de Latinoamérica con los países interesados en desarrollar el turismo religioso como uno de sus principales atractivos. Se realizaron presentaciones de la Virgen de Guadalupe (México); de los Santuarios de Luján (Argentina); Urkupiña (Bolivia) y Lourdes (Francia); exposiciones de la Pachamama y los Pueblos Originarios; del Cura Brochero, como símbolo de la identidad nacional; de La Meca (Arabia Saudita); de la Ruta Internacional Franciscana y de los Cementerios Patrimoniales (Uruguay); solo por nombrar algunas de las temáticas.

A su vez, y también en el Complejo Ferial, el Encuentro Argentino de Turismo Religioso celebró su novena edición, convocado, en esta oportunidad, por la Agencia Córdoba Turismo en su política de posicionar a la capital provincial al tope del ranking nacional en tanto sede de eventos de esta naturaleza.

El Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable inició su actividad en 2006, a partir de la iniciativa de Rubén Moyano y la Fundación Sao José de Campo Mourão, en el estado de Paraná, Brasil, con el objetivo de convocar a funcionarios de diferentes niveles, académicos, empresarios, especialistas y estudiantes a debatir sobre la importancia de este tema y el impacto directo en el desarrollo local de las ciudades, regiones y países.

De este modo, de las 12 ediciones realizadas hasta ahora, cinco de ellas se han concretado en territorio argentino: en Villa de Merlo, provincia de San Luis (2009); ciudad de Córdoba (2011 y 2016); Junín de los Andes, Neuquén (2012) y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2015).

Vale destacar que el año próximo la sede será San José de Chiquitos, en el estado plurinacional de Bolivia.

Fuente: Ladevi
09/11/2016

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.