Un relevamiento realizado permitió comprobar que varios de las prestadores turísticos adheridos al programa no cumplen con el beneficio acordado. Sin embargo destacó como agencia de viaje receptiva a la mendocina: Turismo El Cristo.

Algunos niegan que exista el descuento que se ofrece en la web YPF Serviclub, otros dicen que aún no está en marcha y hay casos donde la tarifa redondeada no es conveniente. Para la CAT hay un problema de capacitación al interior de las empresas que se irá resolviendo a medida que el plan tome ritmo.

No tenemos ese descuento”, “me informan que todavía no está vigente” y “no te conviene la tarifa con YPF Serviclub” son las tres respuestas más reiteradas que obtuvimos al realizar un modesto relevamiento al azar entre 2D empresas turísticas adherentes al programa de beneficios de YPF. De hecho, sólo en cinco casos -algunos con bastante esfuerzo encontramos que se aplicaba un descuento real y conveniente a la tarifa informada previamente a solicitar el beneficio.

EL METODO.

Ciertamente 20 casos no son representativos para un universo de 1.300 comercios vinculados al turismo (mayormente hoteles y establecimientos gastronómicos asociados al YPF Serviclub. pero marcan una tendencia que debiera llamar la atención de quienes apuestan a que el relanzamiento del mayor programa de fidelización del país le de aún más dinamismo al turismo intemo.

El método fue idéntico en todas las consultas anónimas: se pidió tarifa para un fin de semana próximo y luego se solicitó el descuento publicitado en dicho comercio a través de la web de YPF Serviclub. Un primer dato llamativo es que ninguna de las empresas promociona el beneficio en sus páginas, ni mucho menos se podía aplicar el descuento de manera online.

MEDALLA Y APLAUSO.

Curiosamente los meiores resultados se obtuvieron con las agencias de viajes receptivas, que con bastante menos de 100 participantes son el segmento con menor adhesión al programa (lo cual se explica por su carácter de intermediarios, que les impide fijar tarifas). Tales fueron el caso de la barilochense Natural Travelo la mendocina Turismo El Cristo. Ambas hicieron lo que se suponía tenían que hacer: informar los precios de las excursiones y a requisitoria aplicarles sin más el descuento publicitado en la web de YPF Serviclub (25% en el primer caso y 1 5% en efectivo en el segundo sobre terrestres). Lo mismo ocurrió con el hotel porteño Waldorf -con un 30% descuento sobre la tarifa-, el madrynense Dazzler (20%) y la empresa de transporte Via Bariloche (2096). Aunque con algo más de demora porque no lo habían utilizado aún, lo propio sucedió con el NH 9 de Julio luego de consultas varias.

YO SEÑOR, NO SEÑOR.

El resto de las respuestas son cuanto menos decepcionantes, aunque en distinto grado.

Por un lado, están quienes muy seguros niegan que exista el descuento al cual se alude. Ni diciéndole al personal de reservas que uno esta’ viendo Ia oferta en vivo y en directo en la web de YPF es suficiente argumento para hacerlos dudar.

“No tenemos ese descuento ni ningún otro con ninguna tarjeta”, respondió tajante el representante del Howard Johnson Plaza Jujuy a la consulta de a que tarifa se aplicaba el 20% de descuento ofertado con la tarjeta YPF Serviclub. Con un acento distinto, pero con un tono similar fue la contestación en el Hotel Plaza de Rosario al pedido del apetecible 30% de rebaja publicitado: “No tenemos Serviclub u otros descuentos. Sólo hay rebajas para pagos en efectivo”.

Más contemplativa frente a la inquietud de estar viendo espejismos digitales, el personal del Hotel Panamericano de Bariloche reconoció no estar en conocimiento del 25% off para socios de YPF Serviclub, pero repreguntó dónde es que lo habíamos visto publicado: “No tengo ninguna información al respecto, pero mándeme un mail y le averigua”.

Menos solícitos a la gestión se mostraron en la transportista Plusmar, donde luego de querer hacer uso del 20% de rebaja en la reserva a Mar del Plata nos dijeron que al menos en la central de reservas no estaban anoticiados del beneficio: “tendrías que acercarte directamente a la boletería”. En fin…

Habiendo tantos destinos y empresas cambiamos la playa por las sierras y así de paso aprovecharla posibilidad de alquilar un auto un 20% más barato con la flamante tarjeta.

“No tenemos descuento con YPF Serviclub” fue la respuesta de un trabajador de Alamo Rent a Car al otro lado del teléfono.

Un breve paréntesis antes de seguir: las llamadas siempre fueron a los teléfonos de los prestadores tal como están informados en la web de YPF Serviclub.

Descartado el auto, decidimos sacarle provecho al 20% en alojamiento en el Holiday Inn Córdoba. La esmerada respuesta en tres pasos desde el otro lado resume la decepción del resto de los casos. Como primera medida informaron que no les aparecía en el sistema el descuento de YPF Serviclub para poder confirmar la reserva. Ante la insistencia y tras nuevas consultas, en el hotel informaron que si están en el programa, pero que el convenio aún no está confirmado. Y, por último, apiadándose del desaliento del tarjeta habiente, intentó consolarnos diciendo que igualmente la tarifa que nos ofrecía ($ 930) era más barata que si nos diera una con el descuento de serviclub.

Ante la repregunta de cómo puede ser eso, viene otro baldazo de agua fría: “Claro, la promoción se aplica sobre la no está aclarada esa condición en la publicidad. Por eso, en varias de las llamadas realizadas directamente se desalentó la utilización de la YPF Serviclub.

El caso más gráfico se dio con el hotel porteño 725 Continental. Después de ofrecer una tarifa de USS115+IVA), al solicitársele el descuento del 20%” presentando le tarjeta” arribamos a una de USS 330 (+lVA), “la de mostrador”.

Pero lejos está de ser el único caso donde el beneficio del programa pierde por puntos contra otras tarifas promocionales del propio prestador o incluso las condiciones de financiación de las tarjetas de crédito. Con brechas notablemente más cortas -valga la aclaración-, algo así ocurrió al consultar en Hertz por un alquiler de coche en Bariloche (el presupuesto con la YPF Serviclub no empardaba la promocional previamente informada) o al intentar reservar una habitación en el Américan Palace Hotel de Villa de Merlo con su tentador descuento de 25% + 10%. En este último caso si se especificaba que el descuento era sobre la de mostrador, aunque los $ 200 de diferencia licuaban el beneficio: “Te queda prácticamente en lo mismo”.

POR JUAN SCOLLO, LADEVI.

Artículos Relacionados